Hormigón pulido

Hormigón pulido


El hormigón pulido es una tendencia en las nuevas construcciones, ya sea pavimentación industrial, zonas comerciales, grandes espacios, garajes etc. Presenta grandes ventajas sobre los sistemas de pavimentación tradicionales en los que el proceso se finalizaba con el fratasado del hormigón.

 

¿Qué es el hormigón pulido?

El hormigón pulido es una mezcla de microcemento y polvo acrílico de alto rendimiento. El hormigón tras ser fratasado recibe un tratamiento con un proceso mecánico, mediante el uso de máquinas de discos diamantados, es lijado y pulido para tener una textura lisa, sin imperfecciones. Después de utilizan selladores que pueden ser superficiales o penetrantes. Además, se puede elegir el acabado del pulido en mate o brillo.

 

Hormigón fratasado - Suelo fratasado

El hormigón es un material que llevamos años utilizando en la construcción, mayoritariamente para estructuras, pero también para pavimentos.

Hay que tener en cuenta que el hormigón fratasado es un paso previo al hormigón pulido. Se utilizan unas máquinas fratasadoras que dejan el hormigón lo más plana posible respecto al hormigón vertido en el suelo.

 

Resistencia

El suelo pulido es de gran resistencia tanto a la abrasión como al impacto. Soportan muy bien el tráfico de personas, de coches, los derrames, ya que con el proceso mecánico cierra el poro y se evita que el líquido penetre en el hormigón. Es muy resistente a golpes, marcas o arañazos.

Es idóneo para exteriores debido a la gran resistencia Tiene gran durabilidad ya que resiste a altas temperaturas y cualquier proceso climatológico. Lo que ayudará a tener un suelo en perfecto estado durante muchos años.

 

Color

Es posible usar diferentes colores en el hormigón pulido ya que el uso de colores es compatible con el pulido.

 

Mantenimiento

Destacamos el reducido mantenimiento que este tipo de pavimento. Son muy fáciles de limpiar, requieren fregado manual o automático con un detergente con PH neutro adecuado para este tipo de superficie.

 

Superficies que no resbalan

Aunque es un material muy liso y que su alto brillo recuerde al mármol o cristal, los suelos de hormigón pulido no resbalan y son completamente seguros para desplazarse, siempre y cuando se mantengan limpios y secos, como cualquier otra superficie. Por tanto, tanto en interior como para exterior son opciones viables.

  

Decoración

El hormigón pulido debido a su versatilidad, brillo y colores se puede utilizar como una solución decorativa para grandes áreas de exposición.


Teniendo en cuenta todas las ventajas comentadas, queda fácil comprender porque el hormigón pulido es una tendencia en alza en la arquitectura y construcción.

Galería de imágenes

Hormigón pulido